Huesca capital y entorno

La capital oscense conserva multiples tesoros de su pasado milenario. Sus alrededores te ofrecen múltiples posibilidades.

Si quieres disfrutar de agradables paseos y eres amante de la buena mesa, Huesca es una de las ciudades de visita obligada. Situada a tan solo una hora de los Pirineos y a poco más de media hora de Zaragoza, la capital oscense invita al que la visita a recorrer sus calles, plazas y parques, y a degustar un variado repertorio de especialidades gastronómicas. Mención aparte merecen los dulces artesanos que encontrarás en las numerosas pastelerías de la ciudad, como las deliciosas castañas de mazapán, el pastel ruso o la Trenza de Almudévar.
Pero Huesca es, además, una ciudad que conserva múltiples tesoros de su milenaria historia. No te pierdas San Pedro el Viejo, con su bello claustro románico; su catedral gótica, con su impresionante retablo renacentista en alabastro; su Museo Provincial o su Ayuntamiento renacentista.
Al sur de la capital, en las instalaciones del Parque Tecnológico Walqa podrás visitar el Espacio 0.42, Centro Astronómico Aragonés. Te lo recomendamos, especialmente, si viajas con niños, ya que podrán aprender disfrutando del fascinante mundo del Cosmos gracias a la amplia oferta de actividades que el centro ofrece.
Desde Huesca, si tomas la carretera N-240 y te desvías hacia la localidad de Quicena, llegarás al castillo de Montearagón. Aunque no está abierto al público, ya que se encuentra en estado de ruina desde su abandono en el siglo XIX tras la desamortización y un incendio posterior, merece la pena detenerse a contemplar su rotunda silueta.
 
Siguiendo la N-240, desviándote esta vez en Angüés hacia la izquierda, saldrá a tu paso el monasterio de Casbas, fundado en el siglo XII. Aunque ha sido reformado en diversas ocasiones, conserva su estructura medieval. Lo podrás visitar, mediante visita guiada, los sábados por la mañana.
 
En las cercanías de la vecina localidad de Ibieca, en un paraje natural casi aislado, te espera la majestuosa iglesia de San Miguel de Foces, construida entre el románico y el gótico.
 
Y si quieres seguir disfrutando de templos con encanto, puedes hacer una ruta por las numerosas ermitas que existen en torno a Huesca, como las de San Jorge, Salas y Loreto.
 
Pero además de patrimonio, no muy lejos de la capital oscense podrás disfrutar de privilegiados miradores como el Salto de Roldán. Dos enormes torres conglomeradas conforman este paraje envuelto en leyenda que te sorprenderá por la inmejorable panorámica que ofrece de toda la Hoya de Huesca, con la sierra de Guara como telón de fondo. Para acceder a él deberás hacerlo desde Apiés, si vas por Huesca, o bien desde Sabayés, si entras por Nueno.

Agenda

Albergue
Casa Fumenal
Aguascaldas. Huesca.
974 34 45 55
Más información Añadir a mi Plan de Viaje
Vivienda de uso turístico
Pso. de Ardonés, edificio Ixarso 1º M
Cerler. Huesca.
686 57 04 15
Más información Añadir a mi Plan de Viaje
Hotel
Vico, 12
Sallent de Gállego. Huesca.
974 48 82 40
Más información Añadir a mi Plan de Viaje
Albergue
Avda. El Ral, 48
Castejón de Sos. Huesca.
974 55 35 16
Más información Añadir a mi Plan de Viaje
C/ Martínez de Velasco, 34
Huesca. Huesca.
974 21 22 70
Más información Añadir a mi Plan de Viaje
C/ Agustín Viñuales Pardo, nº3
Huesca. Huesca.
974 22 51 37
Más información Añadir a mi Plan de Viaje
C/ San Lorenzo, 1
Huesca. Huesca.
974 27 82 42
Más información Añadir a mi Plan de Viaje
C/ San Lorenzo, 62-64
Huesca. Huesca.
974 24 61 40
Más información Añadir a mi Plan de Viaje