Bello

Adéntrate a través de su Centro de Interpretación en el paraíso ornitológico que constituye Gallocanta.

Unos veinte kilómetros separan Calamocha de esta encantadora población de tradición agrícola y ganadera, famosa por el cultivo de cereal.
 
En su casco urbano sobresale la iglesia parroquial de la Natividad, construida en el siglo XVI en un estilo de transición entre el Gótico y el Renacimiento.
 
Por cierto, sus gentes te harán sentir como en casa.
 
De visita obligada es, como no podía ser de otra manera, la Laguna de Gallocanta, reserva ornitológica de gran valor medioambiental situada muy cerca de la localidad. Antes, pásate por el Centro de Interpretación de la Laguna, situado en la carretera que conduce a Tornos. Un completo espacio en el que obtendrás amplísima información acerca de la fauna y la flora que habita en este singular paraje.
 
De Bello parte una ruta senderista que recorre la laguna y que te permitirá conocer su belleza y riqueza natural.

Información adicional

Agenda

Si quieres disfrutar todo lo que Aragón puede ofrecerte ¡consulta “Aragón Reino de los sueños”