Dulces típicos

Existen numerosas especialidades locales en las que el amor a las tradiciones y la imaginación culinaria se unen para crear auténticas delicias. A continuación citamos algunas de ellas... ¡Que aproveche!

En la provincia de Huesca la pastelería brilla por su excelencia. Entre las muchas especialidades que podrás encontrar destacan: la Coc de Fraga, la Trenza de Almudévar, las castañas de mazapán de Huesca, el Pastel Ruso, los Lacitos y Jaqueses (de Jaca), las tortas de Ayerbe y las Chesitas del valle de Hecho.
 
En la de Teruel te esperan los Suspiros de Amante (Teruel), las Pastas del Maestrazgo (tortas de alma, almendrados, mantecados...), las Piedrecicas del Calvario de Alcorisa y las almojábanas de Albarracín.
 
Y si visitas la provincia de Zaragoza, no te puedes marchar sin degustar el turrón guirlache, los adoquines del Pilar, las Frutas de Aragón o las tortas de balsa de Caspe.
 
Ten en cuenta que aunque muchos de estos productos son originarios de una zona, se comercializan también en otros puntos de Aragón, sobre todo en la ciudad de Zaragoza.