Blog

10 LUGARES ARAGONESES DE CINE

La ruta de la Vaquilla. Sos del Rey Católico

La reciente galardonada en los Premios Goya “La Novia” de Paula Ortiz, la taquillera “Palmeras en la Nieve” de Fernando González Molina, “Silencio” de Pedro Almodóvar, o “Nuestros Amantes” de Miguel Ángel Lamata, éstas dos últimas pendientes de estrenar, son tan solo una pequeña muestra de una larga lista de películas, cuyos directores han encontrado en Aragón su inspiración.  Aquí tienes, tan solo 10 de estos lugares de cine. Emociónate la magia del cine, emociónate con la magia de Aragón
 

 

1)   "Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza" (1896) , del zaragozano Eduardo Jimeno Correas, está considerada como la primera película del cine español. ¡Qué mejor plató de rodaje que esta monumental plaza!
 

RUTA URBANA POR ALCAÑIZ

RUTA URBANA POR ALCAÑIZ

La capital del Bajo Aragón turolense se ha convertido con el paso de los años en una ciudad moderna y activa, y que presume de historia y de conservar con orgullo tradiciones centenarias. 

Su pasado se remonta a la época prehistórica, de la que quedan vestigios en las pinturas rupestres del Abrigo de Val del Charco del Agua Amarga, pertenecientes al Arte Levantino y declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998.

5 SENDEROS POR LOS MONEGROS. CONOCE EL DESIERTO VIVO DE EUROPA

Tozal de la Cobeta

El término Monegros, que se identifica como Montes Negros, da a entender que antaño hubo bosques en esta zona, hoy esteparia. El paisaje que nos muestra en la actualidad, es el de un inmenso desierto de piedras y arena cuya singularidad en flora y fauna lo hace único en Europa. Cerros, llanuras, barrancos y una inmensa extensión desértica salpicada por balsas, lagunas y salinas, han favorecido la formación de un hábitat en el que pueden encontrarse innumerables especies únicas en el mundo. Convirtiéndose en un destino privilegiado para científicos, ornitólogos, y amantes de la naturaleza en general.
 
 

Jubierre es una de las zonas más impresionantes de la Comarca de Los Monegros (Huesca). Sus sobrecogedores paisajes son fruto de la intensa erosión de viento y agua sobre materiales de diferente morfología. Esta acción erosiva, ha favorecido  la aparición de una importante red de barrancos y un gran número de todo tipo de relieves y formas singulares.